Té verde

Mostrando 1–9 de 10 resultados

  • Té verde sin Téina
    Té verde sin Téina
    2Productos
  • , Té verde, Té verde sin Téina, Té rooibos
    6,9510,22
  • , Té verde
    6,9510,22
  • , Té verde, Té verde sin Téina, Té rooibos, Té de canela
    6,9510,22
  • , Té verde, Té Blanco
    6,9510,22
  • , Té verde
    6,9510,22
  • , Té verde
    6,9514,60
  • , Té verde, Té Blanco
    6,9510,22
  • , Té verde, Té Blanco
    7,9511,62
  • , Té verde, Infusiones Bio
    6,45

La mejor calidad, de todos los  sabores, puros y mezclados o bien aromatizados, los tienes en TeaLife.

Es conocido por sus variadísimas cualidades saludables que nos sostienen jóvenes y fuertes. El té verde de alta calidad que comercializamos en TeaLife, es tratado con el máximo cuidado.

Siguiendo procesos tradicionales mas con todos y cada uno de los avances que se han incorporado para la mejor manipulación de comestibles.

El té verde, tiene el honor de ser el  más viejo, es seguramente la pluralidad que se encontró en dos mil setecientos treinta y siete a.c. Con el emperador Shen Nung en la conocida leyenda: mientras que hervía agua bajo un árbol de té silvestre, la brisa hizo caer ciertas hojas en su preparado.

El resultado le pareció tan rico y reconstituyente que pronto se aficionó a él y ordenó fomentarlo.Con el paso de los siglos, el té verde fue saltando barreras. Primero, de las clases altas a las bajas. Y después, de China a alén de sus fronteras, comenzando por Asia y siguiendo por Rusia y por Europa merced al bum del comercio a lo largo de la Edad Moderna.

Por entonces, sirvió como procedimiento de prevención del escorbuto para los marineros que navegaban por ultramar. El colonialismo del siglo XIX asimismo asistió a popularizar todavía más esta bebida, sobre todo en el norte del Viejo Continente.

Tal relevancia alcanzó en China, que a su sombra se desarrolló una de las industrias tradicionales chinas más importantes: la de la cerámica, el material ideal para servir el té. Hoy día es una de las bebidas más populares del planeta y vive una segunda edad de oro merced a sus abundantes beneficios para la salud.